Ansiedad social. Diferencias entre la poquedad y la ansiedad


¿Qué es la ansiedad social?


Resulta ser absolutamente lógico y normal que una persona, singularmente los pequeños, sientan poquedad al charlar públicamente o bien enfrentarse a situaciones en las que son observados por bastantes personas. De forma contraria a lo que se cree, esto no se considera ansiedad social. La ansiedad social es un trastorno que afecta el comportamiento rutinario (trabajo, escuela o bien cualquier actividad).Las peculiaridades primordiales de la ansiedad social son: el temor, la ansiedad y la evasión. Sin embargo, hay algunos rasgos de una persona con ansiedad social que mencionaremos a continuación:

Ansiedad social, síntomas

  1. personas que evitan ser juzgados públicamente
  2. Se sienten angustiados por la simple posibilidad de exponerse a situaciones de degradación
  3. Miedo o bien fobia a charlar con personas ignotas
  4. Temor a que otras personas reconozcan la propia poquedad
  5. No charlar por temor a sentir vergüenza
  6. Vivir situaciones rutinarias tal y como si fueran situaciones agobiantes y/o situaciones que provoquen pavor
  7. Eludir exponerse o bien charlar públicamente
  8. Aguardar que ocurran las peores situaciones al exponerse a escenarios sociales

Particularmente en los pequeños, y sumado a las peculiaridades ya antes mentadas, pueden presentar:

Diferencias entre la poquedad y la ansiedad social

La diferencia con aquellas personas que presentan vergüenza o bien poquedad de modo natural es que las personas con ansiedad social evitan situaciones en las que deban charlar con personas ignotas (sea el campo escolar, el trabajo o bien cualquier otro círculo de asamblea), no hacen contacto visual con otras personas ni son capaces de empezar una charla. Otros comportamientos propios de la ansiedad social son:

  • Evitan entrar en sitios donde el resto de las personas ya se hallen sentadas (llegar tarde a un sala, por poner un ejemplo)
  • No pueden devolver objetos que han sido prestados (por poner un ejemplo devolver un libro a una biblioteca)
  • No usan sanitarios públicos
  • No asisten a restaurants por temor a ser observados mientras que comen

Ansiedad social, causas

Debido a que se trata de un trastorno de la personalidad, este es un género de enfermedad que combina factores ambientales con factores biológicos.

  • Rasgos de tipo hereditario. Normalmente se asevera que el trastorno de ansiedad social es un rasgo con un fuerte componente hereditario. Sin embargo, no se puede revisar hasta dónde dicho trastorno es perjudicado por cuestiones adquiridas (sociales y ambientales)
  • Factores neurológicos. Hay una estructura en el cerebro llamada “núcleo amigdalino”. Aquellas personas con una exagerada actividad cerebral en esta zona, se piensa que responden de forma exacerbada en frente de situaciones de temor, lo que favorecería a la predisposición para contraer ansiedad social.
  • Factores ambientales. El ambiente influye en todo género de comportamiento. En el caso de existir cierta predisposición biológica y/o neurológica sumada a factores ambientales, posiblemente el pequeño tenga un trastorno de ansiedad social. Esto es singularmente observado en pequeños con progenitores sobreprotectores.

Dificultades

En ciertos casos, un pequeño con ansiedad social podría padecer ciertas dificultades si:

  • El pequeño tiene baja autoestima
  • Si su ambiente actúa en relación a él de forma negativa, o sea inculcando en él valores desfavorables. Por ejemplo; “no sirves para hacer esto”, “no eres bueno en “X” cosa” o bien “no vas a poder hacerlobien”.
  • Habilidades sociales deficientes
  • Posibles inconvenientes de desempeño escolar
  • Nutrición imperfecta (exceso de hidratos de carbono o bien comestibles considerados poco nutritivos)
  • En ocasiones dicho trastorno se presenta asociado o bien desemboca en un trastorno depresivo

¿De qué forma advertir la ansiedad social en los pequeños? – cinco actividades para reconocer y actuar en casos de ansiedad social en pequeños


Tratándose de un trastorno o bien enfermedad mental, es bastante difícil en muchas ocasiones poder advertir a tiempo en el momento en que un pequeño sufre de ansiedad social. Para poder advertirlo, hay algunas actividades que se pueden hacer tanto en el hogar como en el aula:

  1. Deja que el pequeño lleve un diario personal. Anotar cada una de las impresiones deja que el pequeño tome conciencia de lo que le ocurre. Entonces, resulta interesante que los pequeños compartan pequeñas experiencias o bien anécdotas que hayan anotado en el diario. De esta manera, se puede tener acceso a sus impresiones respecto de diferentes experiencias.
  2. Promover una nutrición conveniente y baja en grasas sobresaturadas. La nutrición altera la química del cerebro y, en consecuencia, una alimentación sana deja la oxigenación del mismo y del torrente sanguíneo. Por contra, una nutrición sobresaturada en grasas, impide el adecuado flujo de la sangre y también impide la adecuada oxigenación cardiovascular. Además de esto, los comestibles saludables, en sumatoria con ejercicio moderado, dejan la liberación de hormonas como la endorfina, serotonina y dopamina (asimismo llamadas hormonas de la dicha), eludiendo de este modo la posible depresión.
  3. Fomentar el ejercicio físico. Esto guarda relación con la liberación de las hormonas arriba mentadas.
  4. Establecer metas en la vida de los pequeños. Sean metas personales, sociales, a corto o bien en un largo plazo, proponer objetivos favorece y organiza la vida de los pequeños dejando conseguir pequeños o bien grandes avances y mejoras en sus vidas.
  5. Charlar con un sicólogo infantil si se sospecha de ansiedad social. Esto evitaría posibles dificultades como la depresión.

© dos mil diecinueve ▷ Educapeques ➡➤[[Ansiedad social. Diferencias entre la poquedad y la ansiedad ] Escuela de progenitores @educapeques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *