Adquirir una bañera de hielo, ¿por qué razón es conveniente?

¡Descubre todos las ventajas de las bañeras de hielo! (iStock).

Probablemente asimismo hayas oído charlar de las bañeras de hielo, y es que son conocidas por sus abundantes beneficios para la salud tras los adiestramientos. ¿Sabías que son enormemente aconsejables para quitar la fatiga y el cansancio? De esta manera es, y eso no es todo. Prosigue leyendo pues vas a descubrir porqué adquirir una bañera de hielo y todos las ventajas que va a traer a tu salud.

Beneficios de la bañera de hielo

Como te afirmábamos, los baños de hielo son muy convenientes para la salud. El primordial motivo por el que utilizar una bañera de hielo es que ayuda a apresurar la restauración muscular y a la supresión de los desechos metabólicos presentes en los músculos.

También, estimula la restauración del sistema inquieto y del sistema cardiovascular al tiempo que reduce el dolor de las articulaciones y músculos. En verdad, la aplicación del frío facilita la movilización de los metabolitos producidos por el ahínco físico, mejorando esto la restauración física.

Y como señalábamos anteriormente, los baños de hielo son muy aconsejables para suprimir la fatiga y el cansancio debido al aporte sanguíneo que el frío produce en nuestro cuerpo. Así va a haber mayor cantidad de oxígeno y esto reduce el “estrés” del sistema cardiovascular, aligerándose la fatiga mediada por el sistema nervioso.

bañera de hielo

De qué manera utilizar una bañera de hielo

A fin de que la bañera de hielo nos aporte sus beneficios es esencial saber de qué forma y en qué momento emplearla. Y, indudablemente, el mejor instante para hacerlo es tras un largo y duro adiestramiento o bien de una competición.

Asimismo resulta conveniente ponerse un par de pantalones y unos escarpines a lo largo del baño, para resguardar las zonas más sensibles. En el momento en que estemos dispuestos para introducirnos en la bañera, debemos meter solo la mitad del cuerpo puesto que el contraste con el agua fría puede hacer que tu cuerpo entre en shock con lo que resulta necesario que nos metamos cuidadosamente.

Más adelante, sumergimos el resto de nuestro cuerpo cuando ya se haya amoldado a la temperatura del agua. Es posible que no te sientas cómodo para introducir tus brazos o bien tu torso debido al frío. Mas deja de preocuparte, por el hecho de que es algo normal. Lo mejor es introducir lo que puedas y con lo que te sientas cómodo.

Lo que los especialistas aconsejan es que te relajes en la bañera a lo largo de 6 o bien 8 minutos, si bien podrías continuar hasta quince. Bajo concepto alguno es conveniente sobrepasarse con el tiempo puesto que puede ser peligroso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *