5 Trucos para organizar bien tu mudanza

Ante una mudanza mejor no dejar nada al azar, tómate tu tiempo en organizarla siguiendo estos consejos o cuenta con profesionales que lo hagan por ti.

A la hora de hacer una mudanza hay que evitar el estrés. Es fácil decirlo ya que parece que los nervios van implícitos en el mismo hecho de cambiarse de domicilio, no en vano las mudanzas se consideran una causa de altas dosis de estrés. Pero no hay que ponerse en lo peor, ya que basta con saber organizarse.

  1. Evita llevar cosas que no necesitas

Antes de hacer la mudanza hay que mirar lo que se tiene en casa. Es hora de abrir los armarios y detenerse en el interior de los cajones para ver que es prescindible y lo que no. Almacenamos muchas cosas que no sirven para nada y hay que deshacerse de ellas sin temor a quedarse sin el recuerdo que representan.

En términos económicos se puede plantear de otra forma: todo lo que hay en una casa ocupa espacio en un camión de la mudanza y este espacio es dinero que hay que desembolsar, así que conviene retirar objetos. Si eres de los que se quedan embelesados mirando cosas antiguas, de los que se quedan ropa que ya no se ponen o pasan los minutos ante viejas fotografías, busca a un familiar o amigo expeditivo que te ayude a hacerlo. También es un buen momento para deshacerte de muebles. Lo mejor es hacer un mercadillo en casa antes de la mudanza que también puede ser una fiesta de despedida, pero también cuentas con la red para vender.

    2. Pide presupuestos a empresas competentes

Piensa que en el tema de las mudanzas, el dicho popular que habla de que lo barato puede llegar a salir muy caro se hace muy evidente. No cuentes con el amigo del amigo que tiene un camión ni con quien lo hace para sacarse un sobresueldo, es más que posible que no sepan dar solución a problemas que no lo son para los profesionales.

Las empresas competentes también pueden tramitar un seguro si lo consideras necesario.

    3. Haz embalajes seguros con cajas y bolsas

No es necesario que gastes dinero en las cajas, puedes reciclar las que te den en los comercios vecinos. Piensa que los supermercados tiran cientos a diario aunque también puedes comprarlas. Eso sí, se prudente con el peso y piensa que no deben de exceder los 20 kilos por caja, de otro modo no son fáciles de manipular ni para los profesionales.

Lo aconsejan desde la empresa de mudanzas en Sabadell, todo un líder en su sector.

Pon plástico debajo de las tapas de productos de casa como lejía o detergentes para evitar que se viertan, porque pueden causar desperfectos que rompen el buen ritmo de una mudanza. También en las botellas de alcohol y de todo tipo. Usa mantas y toallas para acolchar cajas que contengan cosas frágiles, pero para trasladar la ropa de cama y la ropa en general es mejor usar bolsas, son mucho más manejables y se adecuan mejor al espacio.

     4. Numera las cajas

Numera todas las cajas. Hay quien escribe lo que hay dentro pero si no quieres que nadie se entere es mejor esto. Escribe en un folio aparte que contiene cada caja junto a su número respectivo y no tendrás problemas. La empresa de referencia de mudanzas y vaciado de oficinas en Barcelona advierten que es mejor compartir con los profesionales un listado de pertenencias. Además, no te olvides de etiquetar los cables de los aparatos para luego no confundirte, de guardar las cosas pequeñas en bolsas de plástico para no perder ni una tuerca, y de seguir los consejos de la empresa de mudanzas.

      5. Da de baja y de alta los suministros

Hazlo con un mes de antelación que es lo que requieren las comercializadoras de gas, electricidad y telefonía, porque si no tendrás que pagar los suministros de dos domicilios a la vez y esto puede descomponer tu presupuesto.

Imagina que vas de viaje y haz una maleta con ropa y todo lo que precises para un par de semanas porque es el tiempo que se tarda en tenerlo todo de nuevo en orden. Los expertos recomiendan que se empiece por la cocina, ya que hay que enchufar el refrigerador -la cocina también es el lugar de la casa más complicado, así que hay que armarse de paciencia-. Lo mejor es poner en ella lo básico y dejar lo accesorio para luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *