¿2021 y aún no has cambiado la bañera por un plato de ducha?

Incómoda y peligrosa. Esas son las palabras que más repiten las personas que acuden a empresas especializadas para cambiar su bañera por un plato de ducha. Y es que este tipo de sanitario ha adelantado por la derecha a la clásica bañera para convertirse en la opción ideal en todos los baños del país.

La empresa de reformas conducha.es, especializada en este tipo de obras e instalaciones, asegura que la sustitución de bañeras por platos de ducha es una tendencia creciente en las familias de todo el país: “Desde hace aproximadamente unos veinte años, cada vez más propietarios optan por el pie de ducha, que tiene muchos beneficios sobre la bañera de toda la vida”, indican desde la empresa.

Así que, si ha llegado 2021 y todavía tienes que ducharte en la bañera de casa, es momento de que conozcas todos los beneficios del plato de ducha y te plantees cambiar hoy mismo.

Beneficios del plato de ducha

El plato de ducha aporta numerosos beneficios tanto en el uso como en otros factores como la limpieza o la estética de los baños. Es por ello que se ha convertido en la opción ideal para los hogares.

De hecho, los datos de empresas como conducha.es desvelan que la mayoría de inmuebles de obra nueva ya se construyen directamente con plato de ducha en vez de con bañera, si solo hay un baño, o se opta por un baño con ducha y otro con bañera si la casa dispone de dos o más.

Comodidad

Uno de los principales argumentos para instalar el pie de ducha es la comodidad. Sobre todo para personas mayores, elevar la pierna para ‘saltar’ el lateral de la bañera es algo incómodo e incluso peligroso. De hecho, muchas caídas se producen en el momento de entrar y salir de la bañera con los pies mojados y fruto de un resbalón.

El pie de ducha evita eso, facilita los movimientos para personas mayores, pero también para adultos y niños.

Estética y espacio

La estética y el espacio es el segundo gran argumento a favor de la instalación de platos de ducha. Los baños de los inmuebles suelen ser de tamaño reducido.

Por ello, un plato de ducha gana adeptos frente a las bañeras, puesto que ahorra espacio y cumple incluso una función estética gracias a la instalación de mamparas cada vez más llamativas y decorativas.

Ahorro

Está claro que la ducha es un ahorro respecto al baño: agua, energía, jabón… La presencia de una bañera en casa siempre ayuda a pensar en darse un baño de vez en cuando mientras que los platos de ducha no hacen posible esta opción. De este modo, y de manera más o menos indirecta, el plato de ducha es un motivo de ahorro en los hogares.

Higiene

Por sus características y dimensiones, los platos de ducha se limpian mucho más fácilmente que las bañeras. La higiene en el baño es importante, pues hay que realizar una limpieza minuciosa para evitar la presencia de hongos u otros patógenos, y sin duda es el plato de ducha la mejor opción en estos casos.

Todos estos son los beneficios principales de tener un plato de ducha. Así lo aseguran empresas especializadas como reformas conducha.es, que cada día reciben decenas de peticiones de clientes que ya han decidido dar el paso. ¿Es este tu momento?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *